“Oh! Benvinguts, passeu, passeu…”

(“Oh! Bienvenidos, pasad, pasad…”)

La propuesta para el proyecto del nuevo equipamiento “La Lleialtat Santsenca” parte de la voluntad de crear un nuevo espacio sociocultural para las entidades y asociaciones del barrio donde puedan consolidar el desarrollo de una oferta lúdica según los valores propios de la entidad. Igualmente, se plantea que el nuevo equipamiento pueda convertirse en un espacio público y de encuentro que fomente la relación entre el tejido social del conjunto del barrio de Sants.

Con el espíritu original

La solución adoptada nace con la intención de recuperar el espíritu original del edificio de 1928, tanto en lo referente a la ubicación primaria de los usos como en cuanto a su morfología inicial. Para ello, se propone mantener y rehabilitar los elementos estructurales originales y que dan carácter al edificio (fachada, estructura metálica y cubierta), liberándolo de los altillos y remontes sobrepuestos posteriormente.

En cuanto a distribución de funciones, se plantea una planta baja con un carácter público y abierto y que recupere la altura y la estructura metálica inicial característica de la Cooperativa. En planta primera, se propone recobrar la esencia del antiguo Ateneo, situando el escenario en el espacio original y recuperando el balcón. Por otra parte, también se recupera la situación de los servicios y comunicaciones verticales, que a pesar de ser de nueva construcción, se propone situarlos en la antigua franja de servicios del edificio original.

Un edificio que sale a la calle

La propuesta comprende el estudio de los diferentes niveles existentes en planta baja y la relación de los mismos con su entorno inmediato. Se constata que si bien los niveles (+0,00 m) y (+0,86 m) ofrecen una directa relación con la calle Olzinelles, la parte posterior del edificio no responde igualmente a las calles adyacentes, ya sea en la calle Altafulla , donde el edificio goza de un acceso original, como en la calle Maria Victòria, donde una futura apertura de la calle podría originar una nueva fachada y acceso al equipamiento.

Así pues, a partir de su relación con la calle, se determinan tres niveles en planta baja con tres posibles accesos al equipamiento: los niveles existentes (+0,00 m) y (+0,86 m) donde se sitúan el Vestíbulo, la Galería, el Bar y los accesos desde la calle Olzinelles, y el nivel (+2,50 m) donde se sitúa un Vestíbulo y acceso desde la calle Altafulla y se prevé un posible acceso desde la calle Maria Victòria, a través de la Secretaría.

De cara a la galería

La solución adoptada propone un espacio de bienvenida a modo de galería hipóstila que acoge diversas funciones expositivas, formada por un basamento de madera que comprende una secuencia de escaleras-grada que permiten alcanzar los distintos niveles existentes en planta baja. Se plantea como un espacio de paso y encuentro que se transforma periódicamente y donde se difunde la actividad de los artistas del barrio.

Desde el acceso al equipamiento de la calle Olzinelles, a nivel (+0,00 m), se encuentra la Recepción, donde se plantea que pueda haber carteleras, paneles y otras informaciones de las entidades y asociaciones. En el nivel (+0,86 m) se sitúa la Galería, con acceso directo al Bar y donde se pueden realizar exposiciones temporales y espectáculos de pequeño formato que se pueden seguir desde la escalera-grada.

En el nivel (+2,50 m) se sitúa la conexión con el Acceso-Bookshop de la calle Altafulla, y con la Secretaría y el Espacio Multimedia. También en este nivel y en relación con la Galería y la calle, se encuentra la Sala Taller, ideada para realizar ensayos, presentaciones de libros y charlas.

El programa

La distribución del programa se realiza mediante la premisa de concebir espacios colectivos donde las diferentes entidades y asociaciones del barrio puedan realizar sus actividades y reuniones de acuerdo con su ritmo de trabajo, disponiendo de servicios comunes a todas ellas.

En planta baja se sitúan aquellos espacios más públicos como son el Bar-Restaurante, con acceso directo desde la calle Olzinelles, y la Galería, a la que se puede acceder desde el mismo Bar, desde el acceso de la calle Olzinelles, situado a nivel (+0,00 m), o bien desde el acceso de la calle Altafulla, situado a nivel (+2,50 m); este último acceso incorpora la función de Bookshop, pensado para que las entidades y asociaciones puedan vender material propio y generar ingresos.

Además, en esta planta se sitúa el Almacén, con acceso directo desde la calle Altafulla y con comunicación vertical con la Sala de Apoyo a través de un montacargas y una escalera de servicio. En relación directa con el Vestíbulo se encuentra la Sala Taller y posteriormente el Espacio Multimedia, Secretaría y Gestión y las Salas de Reuniones.

Los servicios y comunicaciones verticales se sitúan adyacentes a la medianera del edificio de Olzinelles 33, y contienen la escalera de emergencia con salida directa a la calle Olzinelles, la escalera principal que conduce a las plantas superiores, los baños y el ascensor.

En planta primera encontramos la Gran Sala Polivalente y sus espacios contiguos, como son el Escenario, los Camerinos, la Sala de Apoyo y el Foyer, que contiene una barra fija de bar. A través del corredor llegamos a las Salas de Formación, a los locales de Ensayo y a la Sala de Grabación.

En la planta segunda el corredor ofrece vistas a la Gran Sala Polivalente y conduce al Centro de Documentación y al Espacio para Jóvenes y Niños. Ambos espacios se iluminan y ventilan a través de los huecos generados por los edificios vecinos.

Por último, en la planta cubierta se sitúa el Terrado, con acceso directo desde el Espacio para Jóvenes y Niños, el espacio para instalaciones y un lucernario que ilumina la escalera principal.

Criterios estructurales, constructivos y de sostenibilidad

Desde el punto de vista estructural hay que diferenciar entre los elementos del edificio que se conservan y los elementos de nueva construcción. Se mantienen los elementos estructurales originales del edificio de 1928, como son la fachada, los muros de carga de obra de fábrica que sostienen la cubierta, los pilares metálicos de fundición y obra de fábrica de planta baja, el techo de planta baja formado por viguetas metálicas y entrevigado de piezas cerámicas, las cerchas y la cubierta.

En relación a la conservación de la fachada existente, hay que añadir que el mismo mantenimiento de los otros elementos originales como pilares metálicos y techo de planta baja, permitirá una mayor viabilidad de la operación ya que no será necesario arriostrar la fachada. En cuanto al edificio de obra nueva, se propone una estructura de pilares metálicos, forjados con chapa colaborante y cubierta plana invertida.

Desde el punto de vista constructivo, se proponen sistemas de construcción en seco y elaborados en taller, lo que garantiza una mayor previsión de las fases de ejecución, mayor agilidad en la construcción y una disminución en la creación de residuos.

Se plantean mecanismos de control de consumo para reducir la demanda energética del edificio y tender hacia la autosuficiencia, la optimización de costes y el bajo mantenimiento.

.

Proyecto: Equipamiento en el antiguo edificio “Lleialtat Santsenca” de Sants, Barcelona

Promotor: BIMSA (Barcelona d’ Infraestructures Municipals, S.A.), Ayuntamiento de Barcelona

Ubicación: Distrito de Sants – Montjuïc, Barcelona

Autores del proyecto: Albert Montoya, Peppe Giacalone y Mar Viladot

Colaboradores: Marta Gil (ImMgm Estudi d’Infografia), Jordi Parés (Thinking Enginyeria)

Lema: Oh! Benvinguts, passeu, passeu…

Año: 2012

Superficie: 2.077 m2

Presupuesto: 2.544.025 €