El proyecto se sitúa en las antiguas colonias de San Francisco Javier y Nuestra Señora de los Ángeles, en el distrito del Puente de Vallecas de Madrid, donde se pretenden desarrollar promociones de vivienda protegida. El conjunto de viviendas de la zona conforma el denominado Ecobarrio, donde se llevan a cabo actuaciones de carácter altamente sostenible, como son un sistema globalizado de gestión de residuos urbanos y un sistema centralizado de calefacción y agua caliente sanitaria que incorpora cogeneración eléctrica.

El ámbito concreto de actuación del concurso corresponde a la parcela 11.2, situada en el extremo Suroeste del Ecobarrio, donde se plantea edificar un bloque de PB+8 y 100 viviendas, con la limitación de ocupación de un tercio de la superficie en planta baja. La parcela cuenta con una pendiente en su sentido longitudinal que confiere a la misma un desnivel de una planta entre ambos extremos. El programa del concurso prevé además la previsión de trasteros y plazas de aparcamiento para la totalidad de los ocupantes de las viviendas.

EL ESPACIO EXTERIOR COMO AMBIENTE QUE ORGANIZA LA CASA

El proyecto nace del análisis tipológico de la vivienda, basado en el estudio de su espacio exterior y definiéndose como pieza a través de la cuál se organiza la casa. Entendiendo que el espacio exterior de la vivienda, aún y tratándose de viviendas en altura, puede asumir distintos papeles y usos en función de sus características, se parte de la definición de diversos ámbitos que permiten definir diferentes roles: un mirador donde salir a tomar el aire, una terraza donde poder disfrutar de la lectura, una amplia “terraza patio” para cenar con los amigos… Cada uno de estos espacios determina una tipología de vivienda, con el objetivo de ofrecer un abanico heterogéneo en el que en un mismo edificio se puedan desarrollar diferentes “modus vivendi”.

4 TIPOLOGÍAS, 4 FORMAS DE VIVIR Y RELACIONARSE

Surgen 4 tipologías de vivienda a partir de las variantes respecto a la situación, proporción y uso de sus espacios exteriores: Casa patio (PA), Casa Terraza (TE), Casa Mirador (MI) y Casa Tribuna (TR). Además, y como consecuencia de los requerimientos programáticos, se proyectan las versiones con 1, 2 y 3 dormitorios para cada una de las tipologías, resultando así un total de 12 viviendas tipo.

LA CASA PATIO (PA)

Un jardín exterior en “L” atraviesa la casa y deriva en una “terraza patio” ampliable que relaciona diáfanamente las estancias principales de la casa. La “terraza patio” se convierte en el núcleo central de la casa, donde convergen sala de estar-cocina y dormitorio principal.

LA CASA TERRAZA (TE)

Una terraza exterior de 1,20 m de profundidad y cerrada en los extremos que permite realizar actividades al aire libre y que pone en relación todas las estancias de la vivienda. Todas las estancias exteriores (sala de estar, cocina-lavadero y dormitorios) disponen de acceso a la terraza.


LA CASA MIRADOR (MI)

Un espacio exterior de 0,85 m de profundidad y de toda la longitud de la vivienda ejerce el papel de mirador al cuál tienen acceso todas las estancias. En las variantes de 2 y 3 habitaciones, el módulo cocina-lavadero se proyecta en voladizo hacia el exterior.

LA CASA TRIBUNA (TR)

Los espacios exteriores generados son en ocasiones ocupados y en otras vaciados, creando una sucesión de vacíos y llenos. Los espacios exteriores llenos ejercen el papel de extensión de la sala de estar, mientras que los vacíos se convierten en tribunas invertidas en las que el cerramiento se retrasa del plano principal de fachada.

UN PERÍMETRO FRAGMENTADO

Más allá de la heterogeneidad programática, el conglomerado de viviendas y sus variadas definiciones de fachada permiten generar una fragmentación del contorno del edificio a lo largo de todas las plantas, creando un perímetro “interior-exterior” que permuta continuamente, a partir de la secuencia de vacíos que ocupan el lleno, y llenos que ocupan el vacío. A la desmaterialización del borde causada por las tipologías de vivienda, cabe añadir la producida debido a la partición y posterior deslizamiento del volumen en su sentido longitudinal, que permite aligerar el volumen y dotar de luz natural al corredor central.

UNA FACHADA DE DOBLE CAPA

La combinación de las 4 tipologías de vivienda a lo largo de las plantas origina una fachada de doble capa: una fachada externa ciega de color claro y una fachada interna de color oscuro que contiene todas las aberturas. Entre ambas, un espacio exterior fluido que genera agrupamientos de espacios libres que permiten nuevas formas de relación entre espacios exteriores y que dotan a la fachada de una escala urbana acorde con el volumen y el entorno.

En cuanto a los accesos al edificio, se saca partido del desnivel de la calle para definir un doble acceso a cotas diferenciadas: el acceso principal, orientado a la Avenida de San Diego y a nivel de planta sótano, donde además se sitúan los trasteros y el acceso al aparcamiento; por otro lado, el acceso secundario, situado en la zona porticada a nivel de planta baja. Esto permite, además, apurar la edificabilidad disponible para situar cuatro viviendas a nivel de planta baja, y que debido a su disposición en sección, gozan de las cualidades de una primera planta.

Proyecto: 100 Viviendas en Puente de Vallecas, Madrid

Promotor: EMVS (Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid, S.A.), Ayuntamiento de Madrid

Ubicación: Antigua Colonia de Nuestra Señora de los Ángeles, Distrito de Puente de Vallecas, Madrid

Lema: La Casa por la Ventana

Año: 2011

Superficie: 12.085 m2

Presupuesto: 4.865.000 €